¿Qué Son Los Fibromas Uterinos?

Home Consejos de Salud ¿Qué Son Los Fibromas Uterinos?
Published on septiembre 17, 2017

Los fibromas uterinos son un problema común de salud entre una población mayoritariamente femenina. Los fibromas uterinos son benignos, son tumores no cancerosos que se originan dentro del útero. También se les llama tumores fibroides, leiomiomas, o miomas. Se componen de los mismos tejidos musculares que el útero, aunque tienen tendencia a endurecerse. Esto es posiblemente porque los fibromas uterinos contienen niveles más altos de estrógeno que los tejidos uterinos circundantes. Algunos fibromas uterinos pueden ser tan pequeños que ni siquiera se pueden percibir en un examen interno; algunos pueden ser lo bastante grandes para producir un abultamiento prominente en el estómago.

El útero es la ubicación perfecta para que los fibromas prosperen. En primer lugar, la finalidad del útero es sostener el feto. Esto significa, que tiene el ambiente perfecto para que una masa de células se reproduzca y causen un crecimiento sólido. En segundo lugar, hay suficiente espacio para que múltiples fibromas crezcan sin ser detectados. Además de estos factores, las fluctuaciones hormonales, las gruesas paredes del endometrio y un buen suministro de sangre menstrual, todo junto forma un ambiente acogedor para que los fibromas se desarrollen y prosperen.

Existen varios factores que contribuyen a la formación y posterior crecimiento de fibromas uterinos. Por ejemplo, la formación genética de algunas mujeres las hace más susceptibles que otras para los fibromas. Afortunadamente, la investigación genética muestra que estas formaciones pueden ser modificadas y por lo tanto, la afección puede ser superada. Una vez más, una dieta no sana normalmente causa desequilibrios hormonales, los cuales, a su vez entorpecen la eliminación de los residuos tóxicos del cuerpo. La falta de nutrición usualmente baja las defensas del cuerpo y por lo tanto hace a uno vulnerable a los fibromas. Cuando el sistema inmune está débil, el cuerpo es incapaz de hacer frente a los problemas de acumulaciones de toxinas y de desequilibrio hormonal. Una prolongada exposición a las toxinas, a través de los alimentos, del agua y del aire, conduce a una acumulación de toxinas en el cuerpo. Esto hace al cuerpo más vulnerable a los fibromas. Finalmente, la resistencia a la insulina es una etapa en la que las células del cuerpo de una persona son menos sensibles a la hormona de la insulina y por tanto resulta en azúcar anormal en la sangre.  Estas fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre conducen a fibromas uterinos.

Los fibromas uterinos pueden ser de varios tipos, a saber:

. Fibroma Subseroso- Esta es la clase más común de fibroma. Se desarrolla en las paredes externas del útero, y suele crecer y ser más doloroso durante la menstruación.

. Fibroma Submucoso- Esta clase de fibroma se puede encontrar muy profundamente dentro del útero. A menudo, la única solución para el alivio de los fibromas  de este tipo es la cirugía. Provoca sangrados profusos (que dan lugar con frecuencia a la hemorragia) y puede causar muchísimo dolor.

. Fibroma Intramural- El fibroma intramural crece exactamente en las paredes del útero. Muestra las características y síntomas tanto de los fibromas subserosos como de los submucosos.

. Fibroma Pediculado- Estos fibromas están adheridos a las paredes uterinas por un crecimiento similar al de un tallo al que se refiere como pedúnculo. Por lo general, no muestran ningún síntoma, pero se puede detectar durante los exámenes internos.

Las mujeres con fibromas uterinos muestran varios síntomas. Algunos de estos son: excesivo flujo menstrual, calambres insoportables acompañados de fiebre y náuseas, hinchazón, dolor durante el coito y severa presión abdominal. Los fibromas uterinos suelen causar varios problemas a las que lo padecen, tales como problemas urinarios, problemas relativos al embarazo y a la fertilidad e incluso depresión debido a desequilibrios hormonales.

Ahora que usted conoce todo sobre los fibromas uterinos, es importante saber que existe una cura. Una manera sabia y saludable de tratar esta afección es abordarla de la manera holística. Los tratamientos holísticos examinan su cuerpo como un todo y curan la afección utilizando un enfoque multidimensional de una forma segura y natural. Los tratamientos holísticos tienen como objetivo desarrollar un sistema inmune fuerte, y también mejoran la fortaleza mental y espiritual, para equipar su cuerpo para que sea capaz de curarse a sí mismo de la enfermedad. Por eso, digamos que, al combinar una dieta saludable con ejercicio y meditación, usted puede fortalecer su mente y cuerpo, eliminar los fibromas existentes e impedir, de forma permanente, que se desarrollen nuevos fibromas. El tratamiento holístico no solo provee un alivio completo de la afección, sino que también evita, de un modo permanente, que se desarrollen posteriores fibromas.

 

Este artículo se basa en el libro, “Milagro para los Fibromas” de Amanda Leto. Amanda es una autora, investigadora, nutricionista, y consultora en salud, que ha dedicado su vida a la creación de la solución holística final garantizada para los fibromas a fin de revertir de forma permanente la raíz de los fibromas uterinos, incrementar de forma natural su fertilidad y mejorar espectacularmente su calidad de vida en forma general, sin el uso de medicamentos con prescripción médica y sin procedimientos quirúrgicos. Obtenga más información visitando su sitio web AQUI:

Descargue GRATIS este Reporte  y Aprenda Como Revertir su Diabetes

DESCARGAR